12-10-2020 – LA VIEJA LLAMADA DE OCTUBRE: LA TRAVESÍA BELATE-BERUETE 12-10-2020

Lo anunciado: lluvia a cántaros  a las siete de la mañana, cuando nos hemos juntado en la puerta de Iratxo. En la puerta, porque la sociedad está cerrada a causa de la pandemia. Dos que pensaban venir nos han hecho saber que, al ver el tiempo que hace, han decidido quedarse en la cama. ¿Los únicos sensatos? Los y las otras ocho, dispuestos a partir, sabedores de los que se avecina. ¿Cómo echarse atrás?

Nada más ponerse el taxi en marcha ha escampado.  “Seguro que en Belate no estará así”. José, el taxista ha lanzado la idea de que, si le llamamos, puede salir al alto de Orokieta, a Gorostieta. ¿Y si no hay cobertura?  En todo el trayecto recorrido en coche, ni gota. Increíble. En Venta Quemada, oscuridad completa, a pesar de ser las 7:30 pasadas. No llueve. Ni un solo cazador. Extraño.

Saltamos la alambrada casi a oscuras apartando a palos las zarzas que cierran el camino. Nada más pisar la pradera empieza el chapoteo; el regacho discurre crecido. Dos disparos desde nuestra izquierda, las dos primeras notas del concierto que solemos escuchar en el largo camino. Aunque parezca mentira, no oiremos ninguno más. “¿Estarán desapareciendo los cazadores?”.

Y sigue escampado. “No es lo de menos partir sin lluvia”. La maleza se está apoderando de los senderos. Las zarzas y los helechos son los dueños,  a pesar de que hay bastantes ovejas y yeguas. Por fin hemos llegado a la pista y, ascendiendo al alto de Putzueta (1063m) el fuerte y frío viento sacude violentamente la bandera negra que Doris lleva atada a su mochila. Menos mal que no llueve.  Por esa bolsa de basura la mochila lo tenía claro. Habrá que regalarle un cubremochilas de verdad. En el rincón de la borda, el pastor que nos hemos  encontrado otras veces. Tiene el rebaño recogido en el aprisco. “Pasará sin llover”, nos ha animado. Los pastores suelen acertar. ¿Cómo? Maximo nos recuerda las palabras de un pastor de Lerín: “Hoy lloverá porque los pájaros han bajado a beber al río”.

Hemos disfrutado del bocata junto a las acostumbradas dos hayas gigantes, la mayoría tiesos porque no hay nada seco.  Muy cerca, del nacedero que estos años estaba seco mana agua a borbotones creando un riachuelo. Nos ha tocado desviarnos un poco para no mojarnos más los pies.

En los puestos de paloma y chabolas que nos encontramos en el camino no se ve a nadie. “Hoy ni siquiera subirán a los puestos”. Junto a la cruz, le hemos contado a Máximo la trágica historia de los dos jóvenes amantes de Eltzaburu y Saldias. No han coincidido todas las versiones, pero…

Ha empezado a llover por primera vez y hemos tenido que sacar paraguas y capas. La niebla impide ver el embalse de Leurtza. Tendrá que ser en otra ocasión. La chabola de los amigos leitzarras de Doris, vacía. Ha escampado antes de alcanzar la pista que lleva a Gorostieta. Olvidándonos de la pista, las y los caminantes nos hemos dirigido hacia el alto de Otedegi, aunque hay quien se ha arrepentido. Ya  en el descenso, alguien ha gritado “¡Manolo!”, las pastas y el rico café en el recuerdo. En vano. Hemos estrenado las mesas y bancos que han puesto en el merendero de Gorostieta picando lo que llevamos en las mochilas. De pie y guardando las distancias: cuatro en torno a una mesa, otros cuatro junto a la mesa de al lado. Se comenta que el año que viene nos sentaremos a comer las pastas y tomar el café que prepara Iratxo. A ver si es verdad.

Un par de horas hasta Beruete. Dos o tres cuestas, la última algo larga. Previamente hay que atravesar una ladera de fuerte pendiente. El camino se ha vuelto riachuelo, baja agua de la ladera por cualquier sitio. Al ascender la última cuesta seria, a mil metros, una bonita falsa oronja (Amanita muscaria) nos ha ofrecido la escusa para hacer una paradica, y nuestras fotógrafas artistas han aprovechado la ocasión para inmortalizar a la seta y al grupo.

A partir de este punto el camino es fácil; no hay casi cuestas. Sin embargo, el río Otsola baja crecido y algunas han tenido que alejarse bastantes metros para poder vadearlo sin meterse en el agua. El pequeño río, que otros años se nos ha mostrado humilde y silencioso, nos ofrece como regalo, en dirección a Arrarats, ruidosos saltos de agua. Las hayas más hermosas que crecen junto al camino que conduce el agua a Beruete están amenazados; los han marcado para tirarlos. No está mal que los tiren, aunque nos den pena. ¿Pero cómo estará el camino el próximo año? Habrá que buscar alguna alternativa.

Una de nosotros tenía la intención de coger castañas antes de llegar a Beruete, pero tendrá que guardar la bolsa para otra ocasión. Ni castañas ni hongos… A pesar de ello, contentos/as  porque hemos tenido un tiempo que no esperábamos.

Antes de montar en el taxi, la lluvia. “Ahora que caiga, si quiere”.

FOTOGRAFIAS:http://www.iratxoelkartea.com/multimedia/fotos/montana/?preview_id=82&preview_nonce=dd364bfca8&_thumbnail_id=-1&preview=true

 

Oskar

Hemos perdido a Oskar y estamos tristes. Muy apenados/as. Él, sin embargo, no nos dejaría en paz, y, lo mismo que en las fotos, acabaríamos brindando, alegres. Dondequiera que estuviese, contagiaba alegría de vivir, contento, fuerza, optimismo…
No perteneció a Iratxo Mendi Taldea, pero como si lo hubiera sido. Compartimos muchos momentos y tareas. Demasiado pocos. Oskar fue, como padre, uno de los promotores de la Ibiladi Txiki dentro de la organización de la Sakanako Ibilaldia.
Siempre dispuesto a todo, cuando y donde fuese. El no no cabía en su diccionario. Le pidiésemos lo que le pidiésemos: “Sí, hombre”. Solía andar limpiando caminos con la motosierra y la desbrozadora, traía banderolas y participaba en el marcaje con Ipe. El mismo día de la marcha, para las 4:30 estaría puntual cumpliendo con la tarea encomendada. Eso, sí: a las 7:30, disfrutaba con el par de huevos con jamón y menudo ambiente creaba a su alrededor. Lo suyo era la compañía. Sembraba carcajadas.


El día de noche vieja, venía sin fallar para la ocho, con su tractor, acompañado de Zato, su perro, para cargar en Iratxo las txistorras el tocino, el vino y la sidra y todo lo demás para subirlos a la Trinidad. Hace tres años, estando grave en el hospital, mandó a Ipe, su hermano, para no fallar ese día. Hacia el otoño, todos los años íbamos a la leña para la Trinidad. Con Oskar se podía ir a gusto a donde fuese.
Muchas gracias, Oskar, por todas las horas que nos regalaste. Para ti éramos verdaderos carrozas, pero te arreglabas con cualquiera; nos rejuvenecías.
¡Cómo nos va a costar llenar tu vacío! Pero no nos robarán los recuerdos.
Hasta la vista, Oskar.

SAKANAKO IBILALDIA VIRTUAL

Hoy es día 25, sí, el sábado de nuestra Sakanako Ibilaldia y a estas horas tendríamos que estar ya en marcha, con los nervios típicos de la salida, esperando el cohete de Pablo para que empecemos a caminar rumbo a nuestras ermitas de San Donato, San Miguel, la Trinidad, Santiago de Itxasperri y también hacia otros puntos emblemáticos por los que pasamos: Centro de Euskal Herria, poblado de Agiri, dolmen de Larrazpil además de las cimas que nos estarían llamando y distintos pueblos de nuestro entorno que nos estarían esperando como todos los años.
La realidad es, sin embargo, muy distinta: estamos viviendo una situación propia de una película de ciencia ficción y totalmente surrealista que nos obliga a quedarnos en casa. El Covid 19 que tantas vidas se ha llevado por delante, nos ha “robado” una parte de nuestra vida: el poder disfrutar de nuestros montes, de nuestra Marcha; pero no nos puede “robar” la imaginación ni la ilusión de disfrutar de lo que amamos. Así que te proponemos un recorrido virtual de nuestra marcha por medio de unos enlaces para que puedas caminar y disfrutar con el vídeo del año pasado del XXX. Aniversario de Sakanako Ibilaldia (20m. con imágenes espectaculares): https://youtu.be/SudoJIcy3-E
Si no dispones de tanto tiempo, puedes recurrir a este otro video más corto del año 2017: https://youtu.be/2hnI3AZVZcw
También puedes ver en este enlace el reportaje que hizo Gailurra Martxan de ETB: https://youtu.be/4wTZNvYY64Y
o ver un montón de fotos en la página de la sociedad Iratxo: http://www.iratxoelkartea.com/multimedia/fotos/sakanako-ibilaldia/
Échale un poco de imaginación y, mientras haces ejercicio o estás en tu balcón o sofá, sueña, imagínate que estás andando con tus amigos/as disfrutando por los lugares por los que pasa la marcha: Andia, Aralar, Larrazpil, Erga… Aprovecha el paso por los controles y avitualla-mientos para recuperar fuerzas y saludar a los voluntarios y voluntarias que has ido conociendo a lo largo de estos años. Y, para terminar el día como se merece, disfruta de los pinchos de chistorra y la sidrica fresca de la plaza mientras comentas los pormenores de la marcha: la satisfacción de haber sido capaz de terminar la marcha o de aquel año que tuviste que abandonarla por… lo que fuera. En fin, echa a volar tu imaginación y piensa que el 2021 nos veremos de nuevo con muchas más ganas todavía.
Gora gu eta Sakanako Ibilaldia!!!

XXXI. SAKANAKO IBILALDIA SUSPENDIDA

Ante la pandemia del Covid-19 que está viviendo la sociedad, siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias y priorizando la salud de participantes, colaboradores/as y organizadoras/es y del pueblo en general, la Sociedad Iratxo de Irurtzun ha decidido suspender la XXXI. Sakanako Ibilaldia que se iba a celebrar el 25 de abril. Por tanto, este año no se celebrará la Ibilaldia ni en la fecha fijada ni en ninguna otra.
Eso sí; la última semana de abril de 2021 XXXI. SAKANAKO IBILALDIA estará de nuevo con nosotros/as.
Además, por medio de estas líneas la Sociedad Iratxo desea mostrar su profundo agradecimiento a cuantas instituciones, medios de comunicación, empresas, mendizales y colaboradoras/es y voluntarios/as que tanto este año como los anteriores han hecho posible esta marcha. Muchas gracias.
Y cómo no, en 2021 trabajaremos con más ganas.

 

XXXI. SAKANAKO IBILALDIA, SUSPENDIDA TEMPORALMENTE

A consecuencia de la propagación de la pandemia del Covid-19, la sociedad se ha encontrado en la necesidad de alterar por completo sus costumbres y el colectivo que constituimos las y los montañeros también nos debemos amoldar a la situación.

La Federación Vasca de Montañismo y Zirkuitua por medio de la Comisión de Marchas de Larga distancia “recomienda a los clubes que organizan las marchas que se vayan a celebrar en las próximas semanas que suspendan las mismas temporalmente.” Y añaden: “Cuando se normalice la situación, se estudiará qué hacer con el Calendario de marchas de Largo Recorrido y el premio Shebe Peña 2020.”

Si en Iratxo Mendi Taldea teníamos nuestras grandes dudas en torno a la XXXI. SAKANAKO IBILALDIA, la citada recomendación nos ha llevado a decidir lo siguiente:

1.- Las inscripciones que se podían hacer por internet a partir del 15 de marzo, se podrán realizar a partir del 15 de abril, a no ser que la situación ordene lo contrario.
2.- Para decidir qué hacer con la XXXI. SAKANAKO IBILALDIA, Iratxo Mendi Taldea tendrá en cuenta la evolución de la situación. Por lo tanto, esperará a ver qué deciden / recomiendan / ordenan las Federaciónes de Montañismo y Zirkuitua.
3.- Se decida lo que se decida, te informaremos inmediatamente querido/a montañera.
GORA SAKANAKO IBILALDIA!!!